Blogging tips

viernes, 20 de septiembre de 2013

Pudding de calabacín y salmón ahumado

 
¡Buenos días! Hoy os traemos una receta sencilla, sana y de éstas que te sacan de un apuro para preparar una cena rica para los niños o para invitados. Es una buena forma de incorporar una ración de verdura en la dieta, sobretodo a los más peques de la casa.
Ingredientes para 5-6 raciones:

1 calabacín grande
200 ml de nata líquida o leche ideal
Un poco de leche
1 cebolla mediana
3 huevos
125 gramos de salmón ahumado
Sal
Pimienta


Preparación:

Precalentar el horno a 180-200ºC. En una bandeja de horno, echad agua, unos dos dedos será suficiente, y ponedla a calentar en el horno. Lavad el calabacín y cortarlo en rodajas finas. Picad la cebolla bien pequeña. Rehogarlo todo en una sartén a fuego medio hasta que esté blandito. En un bol grande, echad los huevos, la nata líquida, la leche, y remover bien.  Cuando esté todo bien mezclado, ya podéis añadir el calabacín, la cebolla y el salmón ahumado cortado a trocitos. Salpimentar la mezcla y volcarla en un molde rectangular como el de la foto (no os olvidéis de untarlo con aceite para que sea más fácil desmoldar el pudding. Ahora ya podéis poner el molde en la bandeja con agua que tenéis en el horno, que probablemente ya esté caliente. El pudding se cocerá al baño maría durante más o menos 45 minutos o algo más dependiendo del horno. Cuando veáis que está doradito, podéis sacarlo y dejarlo enfriar. Se puede comer templado o frío, decorado con más salmón ahumado. Esperamos que lo disfrutéis y si os animáis con la receta, mandarnos una foto! Besos

Sandra