Blogging tips

martes, 16 de julio de 2013

Ensalada de lechugas y arroz, con trucos incluidos

¿No os pasa que a veces se os quedan restos de comida en la nevera? Muchas veces no queda ni para hacer ni un plato, pero los tiempos están para comérselo todo, ni que sea al día siguiente.


Hoy os presento una ensalada de lechugas varias (de esas de bolsa, no os voy a engañar) con arroz blanco que me había sobrado el día anterior, pero que vosotras si queréis podéis hacer y dejar enfriar.

INGREDIENTES:
Una bolsa de ensaladas varias
Arroz blanco
Pasas y Piñones
Corteza del pan de molde
Para el aliño: aceite, vinagre de Módena, limón, sal y mostaza.

Truco: Si sois de las que compráis el pan de molde con corteza (es más económico) pero a vuestros hijos no les gusta y tenéis que quitársela, la podéis guardar un par de días o tres en una fiambrera bien cerrada. Se pondrá durita y podéis hacer deliciosos picatostes para acompañar vuestros platos. Los cortamos a dados lo freímos en abundante aceite. Ponemos a escurrir en papel de cocina. Y reservamos

En un poco de aceite pasamos las pasas y los piñones hasta que estén dorados


Truco: Las pasas para que queden más blanditas y jugosas, las pongo un rato antes en agua caliente con una cucharada de miel. Luego solo tengo que quitar el agua y al sartén.

Aliño: En un bol pongo dos cucharadas de aceite, sal, un chorro de vinagre de Módena, un poco de zumo de limón y una cucharada grande de mostaza. Lo mezclo bien y ya tengo una gran vinagreta tanto para ensalada como para la pasta fría.





Pues nada, vamos a montar el plato: en el centro ponemos el arroz, al rededor las lechugas y ya luego por encima las pasas y piñones y acabamos decorando con los picatostes. Y luego todo bien aliñado.

¿Y vosotras tenéis también trucos para aprovechar las sobras de la nevera?